HACIA LA INESTABILIDAD MUNDIAL: UN RETO PARA ESTADOS UNIDOS

Arturo Bonilla Sánchez

Resumen


Desde poca antes del rotundo triunfo que tuvo Estados Unidos y sus aliados sobre el ejército de Iraq, George Bush, presidente de ese país hablaba sobre el establecimiento de una nueva era en la que se establecería un nuevo orden internacional , en el cual el gobierno de los Estados Unidos, jugaría un papel preponderante, pues no había otra potencia en el mundo capaz de jugar el papel que a Estados Unidos le tocaba jugar. En esta afirmación no le falta razón al Presidente de Estados Unidos. Para desgracia de la humanidad en el seno de la sociedad de Estados Unidos, quedaron acalladas y rebasadas las fuerzas pacifistas que se oponían a la intervención militar estadounidense en el Golfo Pérsico. El triunfo militar de Estados Unidos llevó al paroxismo a la opinión pública de ese país y por todos lados se celebró no sólo el triunfo sino su rapidez, su bajo costo en vida de soldados estadounidenses. La ola de chovinismo se acrecentó Junto a la prepotencia de ese país de sentirse con derecho a intervenir en cualquier parte. El triunfo estadounidense sobre Iraq ha enraizado la convicción de los grupos dirigentes de Estados Unidos para jugar el papel hegemónico a nivel mundial por encima de las demás potencias. En efecto, acontecimientos previos a la guerra en contra de Iraq revelan con claridad como Estados Unidos puede jugar esa función de potencia hegemónica principal, sin que por lo pronto y por un período largo alguna otra potencia logre quitársela, como más adelante veremos.

Texto completo:

PDF


DOI: http://dx.doi.org/10.15381/quipu.v1i2.6063



Copyright (c) 2014 Arturo Bonilla Sánchez

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.


Facultad de Ciencias Contables, Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Lima, Perú Teléfono: 619 7000 anexo: 2406. Email investigacion.contabilidad@unmsm.edu.pe