Estenosis del esófago por agresión química exógena. II. Estudios clínicos

Autores/as

  • Rodrigo Ubilluz Dhaga del Castillo Facultad de Medicina, Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Lima, Perú

DOI:

https://doi.org/10.15381/anales.v47i1-2.5956

Resumen

Sobre un total de 20 pacientes hemos seleccionado, para constituir un grupo homogéneo, 12 adultos que permanecieron bajo control durante un período mayor de dos años después de perpetrar, con deliberación suicida, la ingestión de substancias de alta capacidad corrosiva. A. Se procedió a examinar roentgenológicamente a los pacientes con esofagitis corrosiva aguda dentro de la primera semana. La esofagoscopía con intención diagnóstica fue realizada, bajo anestesia local, en 5 pacientes entre el 10º y el 15º días, y antes del 2º mes en 2 sujetos más. No se encontró lesiones en 3 pacientes que habían bebido de 100 a 200 centímetros cúbicos de lejía o ácido muriático con definido propósito suicida: por con siguiente no se les sometió a dilataciones. Por otra parte, resultó notable la discrepancia entre las lesiones visibles directamente y la aparente normalidad radiológico. El número total de esofagoscopías, diagnósticas y terapéuticas, alcanzó a 31 en esta serie, sin morbilidad propia del procedimiento. B. Se ha vigilado durante más de 2 años a 12 pacientes. 11 fueron sometidos a dilataciones y 2 de ellos no desarrollaron estenosis demostrable endoscópica, radio lógica o instrumentalmente. De 2 enfermos con estrechez moderada y 7 con obstrucción grave o muy grave, 5 quedaron muy aliviados y 5 se calificaron como "curados". No se indicó tratamiento quirúrgico en caso alguno de esta serie por no presentarse las indicaciones básicas para la acción quirúrgica: estenosis infranqueables o persistentemente progresivas; perforaciones y fístulas del esófago; y falta de cooperación. En una experiencia total sobre más de 800 sesiones de dilataciones se ha usado diferentes sistemas mecánicos; se ha preferido, para la profilaxia y la terapéutica de la mayoría de los casos, a las olivas metálicas deslizables sobre un cordón o un alambre conductores. Es nuestra opinión que la dilatación precoz es recomendable si se demuestra previamente lesiones en el esófago mediante la inspección visual directa. La cateterización permanente con tubos delgados o polietileno es inocua. Estenosis antro-pilórica grave, consecutiva a la ingestión de ácido muriático, obligó a establecer gastroenteroanastomosis en 6 casos. La retención gástrica se reveló tardíamente, cuando las dilataciones mecánicas del esófago permitían la libre ingestión de alimentos. Se registró un caso de estenosis yeyunal con grave obstrucción intestinal en una enferma que había sido objeto, años antes de resección gástrica y gastroyeyuno-anastomosis. Se ha revisado las referencias bibliográficas de la literatura mundial.

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Descargas

Publicado

1964-06-15

Cómo citar

1.
Ubilluz Dhaga del Castillo R. Estenosis del esófago por agresión química exógena. II. Estudios clínicos. An Fac med [Internet]. 15 de junio de 1964 [citado 27 de octubre de 2021];47(1-2):42-97. Disponible en: https://revistasinvestigacion.unmsm.edu.pe/index.php/anales/article/view/5956

Número

Sección

Trabajos originales