Respuesta al tratamiento de la Enfermedad de Graves-Basedow en pacientes pediátricos

Autores/as

  • Martha Calagua Quispe Servicio de Endocrinología, Instituto Nacional de Salud del Niño, Lima, Perú
  • Oswaldo Núñez Almache Servicio de Endocrinología, Instituto Nacional de Salud del Niño, Lima, Perú
  • Juan Falen Boggio Profesor Emérito, Universidad Nacional Federico Villarreal, Lima, Perú
  • Carlos Del Aguila Villar Servicio de Endocrinología, Instituto Nacional de Salud del Niño, Lima, Perú
  • Rómulo Lu de Lama Servicio de Endocrinología, Instituto Nacional de Salud del Niño, Lima, Perú
  • María Isabel Rojas Gabuli Servicio de Endocrinología, Instituto Nacional de Salud del Niño, Lima, Perú
  • Eliana Chávez Tejada Servicio de Endocrinología, Instituto Nacional de Salud del Niño, Lima, Perú
  • Oscar Espinoza Robles Servicio de Endocrinología, Instituto Nacional de Salud del Niño, Lima, Perú
  • Paola Pinto Ibarcena Servicio de Endocrinología, Instituto Nacional de Salud del Niño, Lima, Perú

DOI:

https://doi.org/10.15381/anales.v75i2.8385

Palabras clave:

Hipertiroidismo, bocio, tratamiento

Resumen

Objetivos: Describir la respuesta clínica y bioquímica al tratamiento del hipertiroidismo por enfermedad de Graves en pacientes pediátricos. Diseño: Estudio retrospectivo. Institución: Instituto Nacional de Salud del Niño, Lima, Perú. Participantes: Niños con enfermedad de Graves. Métodos: Se incluyó 32 pacientes con diagnóstico de hipertiroidismo por Enfermedad de Graves, entre 1996 a 2007. Se consideró remisión, cuando se encontraban asintomáticos y bioquímicamente eutiroideos, luego de 6 meses de suspendido el tratamiento; y recaída, si luego de este periodo de tiempo, se encontró valores hormonales alterados. Principales medidas de resultados: Remisión o recaída luego del tratamiento. Resultados: Al diagnóstico, la edad promedio fue 10,5 años (3,2 a 17,9 años); 26 pacientes (81,2%) fueron de sexo femenino, 13 (40,6%) púberes y 19 (59,3) pre-púberes. Los síntomas y signos más frecuentes fueron bocio, sudoración, nerviosismo, pérdida de peso, taquicardia y exoftalmos. Se usó metimazol como primera opción terapéutica a una dosis inicial promedio de 0,78 mg/kg/ día (0,4 a 2 mg/kg/día). La TSH (57,1%) y el T4L (50%) alcanzaron valores normales entre los 6 y 8 meses. Se observó remisión en 11 pacientes (34,3%), 3 (9,3%) sufrieron recaída, 12 (37,5%) pasaron a tratamiento con radioyodo (I131) y 6 (18,7%) continuaron recibiendo metimazol. La remisión de la enfermedad se alcanzó a los 2,81± 0,91 años de tratamiento (rango de 1.5 a 4,8); 4,1% remitió luego del primer año, y 35,3%, 37,5% y 25% luego del segundo, tercer y cuarto año de tratamiento, respectivamente. La edad promedio de los que recibieron I131 fue 14,6 años (7,1 a 19,6 años), a una dosis alrededor de 7mCi. El 75% de ellos remitió a los 0,64± 0,60 años (rango de 0,16 a 1,5 años). Conclusiones: El hipertiroidismo por enfermedad de Graves es de relativa frecuencia en pediatría. Se obtuvo remisión en 34,3% de pacientes tratados con metimazol en un tiempo promedio de 2,81± 0,91 años y se alcanzó remisión en 75% de los tratados con I131, en un tiempo promedio de 0,64+/- 0,60 años.

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Descargas

Publicado

2014-06-16

Cómo citar

1.
Calagua Quispe M, Núñez Almache O, Falen Boggio J, Del Aguila Villar C, Lu de Lama R, Rojas Gabuli MI, Chávez Tejada E, Espinoza Robles O, Pinto Ibarcena P. Respuesta al tratamiento de la Enfermedad de Graves-Basedow en pacientes pediátricos. An Fac med [Internet]. 16 de junio de 2014 [citado 27 de noviembre de 2021];75(2):131-6. Disponible en: https://revistasinvestigacion.unmsm.edu.pe/index.php/anales/article/view/8385

Número

Sección

Trabajos originales